pixabay

La ley de familia en Gaza se basa en la Ley de Familia Islámica, que regula los derechos de matrimonio, divorcio, custodia y pensión alimenticia del pueblo musulmán. Pero la situación económica es grave, y pocas mujeres pueden pagar los abogados para presentar casos de custodia o pensión alimenticia. Situación que ha empeorado con la pandemia dejando a muchas mujeres sin respaldo legal para garantizar la visita de las criaturas y los derechos de custodia. Muchos hombres divorciados aprovecharon el confinamiento y el paro legal para evitar que las madres vieran a sus hijos o dejar de enviarles la pensión alimenticia. 

Un programa conjunto de ONU Mujeres, PNUD y UNICEF ha formado a personal letrado y ha brindado asistencia legal gratuita a 371 mujeres palestinas. El Centro Palestino de Derechos Humanos se pone al servicio de las mujeres en un programa conjunto con ONU Mujeres, PNUD y UNICEF, llamado “Promoviendo el Estado de Derecho en Palestina” (SAWASYA II). Financiado por los gobiernos de los Países Bajos, Suecia y España. El programa forma a jóvenes juristas en Derecho de Familia Islámico, para que puedan proporcionar representación legal a las mujeres palestinas más vulnerables en los tribunales. 

Según ONU Mujeres desde que comenzó su asociación con ONU Mujeres en julio de 2019, PCHR ha formado a 29 juristas y ha brindado asistencia legal gratuita, incluidas consultas y representación para 371 mujeres palestinas. Desde que se introdujeron medidas para luchar contra la COVID-19 en marzo de 2020, el Centro ha brindado representación legal y consultas a más de 150 mujeres, por teléfono, hasta que se permitieron las reuniones en persona.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación