Mujeres sobrevivientes de abusos sexuales alzan su voz en la campaña “Di No a la Violación”, liderada por la poeta y cantante Refilwe Mooki, para luchar contra la devastadora realidad que se vive en el país africano, donde las cifras oficiales estiman que un 70% de las mujeres del país han sido violadas.

Con esta campaña, la artista, que es una sobreviviente y que además ha sido afectada recientemente por el abuso sufrido por su hermana, quiere conseguir la imposición de sentencias más duras a los violadores, así como medidas para apoyar a las víctimas y animarlas a que denuncien los hechos.

“Ya es suficiente. Tenemos que desafiar a las personas que se sienten con derecho a los cuerpos de los demás y que los violan porque sienten que pueden salirse con la suya en todo lo que quieran”, dijo Mooki, poeta y cantante, a la Fundación Thomson Reuters.

Por su parte, el portavoz de la policía, Dipheko Motube, dijo que tienen campañas para educar a las comunidades sobre la violencia sexual y el consentimiento.  “Animamos a las víctimas a denunciar los delitos con la confianza de que serán protegidas. Algunos miembros de la comunidad protegen a los perpetradores por miedo y vergüenza”.

Para visibilizar el tema, las actividades de “Di no a la violación” incluirán la creación de una canción, visitas a las escuelas para animar al estudiantado a denunciar la violencia sexual y la realización de un concierto que permita recaudar fondos para ayudar a las víctimas que necesiten apoyo profesional. 

Trabajar contra la violación en Botswana es especialmente importante dado el altísimo porcentaje de abusos sexuales que se comenten en el país. Cifra que, para las activistas, sería aún mucho mayor que las oficiales ya que la vergüenza y el estigma social influyen en que muchas mujeres no denuncien a sus agresores. 

Secciones: portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación