Jessica Shuran Yu // Instagram

Tras ver el documental Atletas A, Jessica Shuran Yu, patinadora sobre hielo de élite, ha estremecido a los medios y al deporte internacional con una dura denuncia sobre los abusos físicos, mentales y psicológicos que recibió durante sus años de entrenamiento en China. 

La joven de 19 años, de origen chino que patina por Singapur, contactó con La Singapore Ice Skating Association (SISA) que ha publicado un comunicado en su cuenta de Facebook donde  agradece la confianza de la patinadora y le brinda apoyo, aplaude su valentía y espera que su experiencia ayude a otras personas deportistas que puedan encontrarse o hayan sufrido una situación similar. 

Sobre los abusos físicos denunciados, Shuran Yu señala que disminuyeron cuando avanzó en los niveles de competición, pero que las agresiones verbales y psicológicas fueron permanentes y explica que no recuerda una época en la que no las haya sufrido.  

En su cuenta de Instagram, Jessica escribió: “Como ha quedado claramente demostrado en las últimas semanas, el abuso no es un problema de una o dos federaciones, es un problema transversal en la cultura de la gimnasia. Bueno, no termina en la gimnasia” y con esta frase la patinadora hizo la conexión entre los casos de abuso físico, psicológico y sexual que denunciaron gimnastas norteamericanas con la denuncia que quería hacer de su propia experiencia. 

La deportista reconoce que para ella fue esencial poder ver la valentía de las otras jóvenes que están luchando por obtener justicia en el caso de los abusos denunciados y recogidos en el documental por Netflix. 

Lamentablemente, como se ha ido desvelando en los últimos meses, los casos señalados no son excepciones en el mundo del deporte, se trataría más bien de una cultura de la agresión que se permite en ciertos círculos deportivos. Por ejemplo, en un reciente informe, Human Rights Watch dijo que el maltrato a los jóvenes atletas en Japón era “desenfrenado”, mientras que decenas de ex gimnastas australianas de alto nivel también se han pronunciado sobre presuntos casos de abuso mental y físico y, en un caso más extremo aún, debemos lamentar el suicidio de una triatleta surcoreana luego de sufrir abusos reiterados y de que las autoridades desestimaran sus denuncias. 

El caso Shuran Yu se suma a la ola de denuncias a nivel mundial sobre los constantes abusos sufridos por deportistas de élite. Son un llamado a visibilizar estas prácticas y confirman la necesidad de erradicar la violencia en el deporte mundial.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación