Recientemente se ha celebrado el Día Internacional del Orgullo LGBTIQ+ como una manera de visibilizar y dar importancia a la lucha de la sociedad por la igualdad de todas las personas. Y es que los estudios demuestran que este colectivo sigue sufriendo discriminación. La última encuesta en los campus universitarios realizada por la Asociación de las Universidades Americanas (AAU) muestra cómo todas las categorías de personas que representan orientaciones sexuales no heterosexuales evidencian datos superiores de acoso en el ámbito académico. 

Este artículo [The prevalence of sexual assault against people who identify as Gay, Lesbian or Bisexual in the United States: A systematic review] revisó sistemáticamente 75 estudios que examinan la prevalencia de la victimización por agresión sexual entre hombres homosexuales o bisexuales (GB) y mujeres lesbianas o bisexuales (LB), en los Estados Unidos. Los estudios fueron publicados entre 1989 y 2009 y los resultados que muestran responden a la investigación cuantitativa. Las autoras revisaron la prevalencia reportada de victimización por acoso sexual a lo largo de vida (LSA) y, cuando había datos, sobre acoso sexual infantil (CSA). También estudiaron el acoso sexual en la edad adulta (ASA), el acoso sexual en el contexto de la pareja (IPSA) y el acoso sexual relacionado con el delito de odio (HC). 

Un total de 139.635 personas gays, lesbianas y bisexuales (GLB) participaron en las encuestas de los estudios subyacentes revisados. Las estimaciones de prevalencia del acoso sexual a lo largo de la vida variaron entre 15,6% y 85% para mujeres lesbianas o bisexuales y entre 11,8% y 54% para hombres homosexuales o bisexuales. Teniendo en cuenta las estimaciones medias derivadas del conjunto de estudios revisados, las mujeres LB tenían más probabilidades de informar CSA, ASA, LSA e IPSA que los hombres GB, mientras que los hombres GB tenían más probabilidades de informar HC que las mujeres LB. 

En todos los estudios, las estimaciones más altas informadas fueron para LSA de mujeres LB (85%), CSA de mujeres LB (76.0%) y CSA de hombres GB (59.2%). Con algunas excepciones, los estudios que utilizan muestras no probabilísticas informaron tasas de prevalencia de agresión sexual más altas que los estudios de muestras basadas en la población o censales. 

Las autoras también debaten los desafíos de evaluar la victimización por agresión sexual con poblaciones gays, lesbianas i bisexuales, así como las implicaciones para la práctica, la política y la investigación futura.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación