Nalini Malani, nació en Karachi, en el actual Pakistán, el año 1946. Es una de las artistas contemporáneas más influyentes de la India. Su carrera artística ha tenido un amplio reconocimiento internacional y la ha dedicado a la defensa de la justicia social, del feminismo y de la ecología. Su inspiración se basa en referencias literarias clásicas, mitología y en formas estéticas asiáticas y occidentales. 

Su familia se exilió a Calcuta en el año 1947 y se trasladó a Bombay en el 54, donde Malani reside actualmente. La experiencia negativa personal y colectiva de la partición de la India, el desplazamiento y la condición de refugiada se reflejan en su producción artística. En palabras suyas, es como un intento de “dar sentido a los sentimientos de pérdida, exilio y nostalgia” que definen sus primeros años. Su obra plantea la historia reciente del subcontinente indio y profundiza con inteligencia cuestiones muy urgentes y problemas universales como la violencia, la guerra, el fundamentalismo, la opresión de las mujeres, los efectos de la globalización y la destrucción del medio ambiente. Nalini Malani es pionera en introducir, en los años setenta, el feminismo en el arte en su país. Su intención es, a través del arte y de su obra, recuperar y amplificar la voz de las mujeres de todos los tiempos. En el año 1985, Malani organizó la primera exposición colectiva de artistas indias.  Considera que “entender el mundo desde una perspectiva feminista es una vía esencial para alcanzar un futuro más esperanzador, si queremos lograr algo parecido al progreso humano”.

Para quienes quieran conocer su obra, la Fundación Joan Miró y la Fundación “La Caixa” presentan No me oyes, la primera exposición museística en el Estado Español de Nalini Malani de la que podemos disfrutar desde el 19 de junio hasta el 29 de noviembre en la Fundació Joan Miró de Barcelona. Hay que destacar también que Nalini Malani fue la ganadora de la séptima edición del Premio Joan Miró, una de las distinciones de arte contemporáneo más prestigiosas y bien dotadas del mundo, otorgada conjuntamente por la Fundació Joan Miró y la Fundación “La Caixa”. 

La pieza de la obra que da la bienvenida al visitante es un teatro de sombras titulado Las cosas han cambiado (2008) inspirada en el mito de Casandra y su don de la profecía. Para Malani simboliza los conocimientos profundos e intuitivos y el pensar y sentir de muchas mujeres que son, a menudo silenciadas o menospreciadas. La segunda pieza que vemos, y la que será protagonista para concluir la exposición, es un dibujo mural efímero que se borrará justo antes que finalice la exposición, mediante una performance que, para mantener el efecto sorpresa, ni el público ni el personal del museo saben cómo se realizará la acción ideada por Malani. 

No me oyes es una propuesta expositiva que revisa cincuenta años de trayectoria de Malani con obras que reflejan aquello que para ella es fundamental, que es su posicionamiento con relación a temas como: la utopía y distopía, la historia reciente y antigua del abuso, los relatos marginados en todas partes, la denuncia de la desigualdad y también de la violencia estructural que sufren las mujeres en el mundo.

 

Secciones: Culturas subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación