Los agresores machistas han encontrado alternativas para seguir forzando y extorsionando durante la cuarentena. Como con otras formas de opresión, vemos que hay personas que están sacando provecho de la pandemia para agredir a mujeres, en este caso, mediante la amenaza de difundir “supuestos” vídeos de carácter sexual. 

Este tipo de delito se conoce como sextorsión, es una forma de explotación sexual en la que la víctima es chantajeada, normalmente mediante  aplicaciones de mensajería online, con la amenaza de difundir una imagen o vídeo de sí misma desnuda o realizando actos sexuales. 

Ante el aumento del uso de internet ocurrido en el confinamiento, los ciberatacantes han visto una oportunidad y están mandando correos con amenazas de difundir un supuesto vídeo íntimo si no realizan el pago de una determinada cantidad de bitcoins en las siguientes 24 horas.  

En esta estafa los vídeos no existen, para hacer creíble el correo electrónico, que suelen enviar desde cuentas de gmail o outlook y normalmente en inglés, aseguran que han accedido a la cámara del ordenador mediante un virus y que han grabado a la persona en relaciones íntimas. Para dar mayor credibilidad a la intimidación suelen poner alguna contraseña de la persona, que generalmente obtienen a través de la filtración de otras páginas. 

El INCIBE (Instituto Nacional de Ciberseguridad) ya ha alertado de esta estafa, gracias a todas las mujeres que se han atrevido a hacer la denuncia y han aportado los detalles, que se explicaban anteriormente, para que sea más fácil identificar el fraude. 

En esta línea, algunas de las medidas que se han apuntado desde el INCIBE para prevenir y actuar ante estos ataques son las siguientes:

Para proceder en el caso de haber recibido alguno de estos emails: 

  • Si se recibe el correo es muy importante ignorarlo y eliminarlo. Esto sirve para que las personas delincuentes no puedan saber si la cuenta está activa y enviar mas fraudes.
  • En el caso de identificarlo, lo primordial es no pagar ninguna cantidad.
  • Si por el contrario ya se ha realizado el pago de bitcoins, se recomienda recoger todas las pruebas posibles (capturas de pantalla, emails…) y proceder a la denuncia. 

A modo de prevención y para protegerse de ataques:

  • No abrir correos de personas desconocidas que no hayan sido solicitados.
  • No enviar información de carácter personal. 
  • Mantener actualizado el sistema operativo del ordenador. 
  • Utilizar contraseñas complejas y un sistema de doble autenticación. 

Pero la prevención realmente efectiva a largo plazo está en continuar luchando contra la violencia de género y por la libertad sexual de todas las personas. Denunciando los casos, rechazando a las personas agresoras y actuando solidariamente junto a las supervivientes. 

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación