Teresa Rodrigo. Universidad de Cantabria

Teresa Rodrigo Añoro falleció el pasado 21 de abril, a la edad de 63 años, dejando un gran legado de conocimiento en el campo de la ciencia a nivel mundial. 

Considerada la primera española que trabajó en experimentos punteros de la física de partículas elementales, en 1995 ya colaboraba en el National Accelerator Laboratory –FERMILAB, el laboratorio más importante en este campo de Estados Unidos, donde participó en el descubrimiento del famoso QuarkTop. 

Pero quizá su mayor logro científico fue su trabajo en la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN), donde dirigió un equipo que participó en uno de los mayores descubrimientos de los últimos 50 años, el Bosón de Higgs, en 2012. 

Siempre ligada a la Universidad de Cantabria, en 1994 obtiene su cátedra de Física Atómica, Molecular y Nuclear, además de ser investigadora del Instituto de Física de Cantabria (IFCA), y directora desde el 2016 hasta hace unos meses. Además de su práctica docente e investigadora, mostró siempre un interés por divulgar la física y acercarla a la juventud, especialmente a las niñas, consciente de la escasa presencia de las mujeres en la ciencia. 

Rodrigo fue galardonada y reconocida por numerosas instituciones de prestigio en el mundo de la ciencia y la investigación, destacando –entre otras-, la Medalla de Plata de la Universidad de Cantabria o su nombramiento como Doctora Honoris Causa por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo. 

Además, es autora y coautora de numerosas publicaciones, tanto de libros como de artículos en las más relevantes revistas de física. Investigadora del CSIC, siempre estaba dispuesta a colaborar con y por las mujeres científicas, en varias instituciones como el Grupo de Mujeres en Física o la Asociación de Mujeres Investigadoras y Tecnólogas, como recuerda su colega la doctora Pilar López Sancho, quien le dedica unas hermosas palabras: “Teresa Rodrigo nos deja un poco huérfanos, pero nos queda su ejemplo, su trabajo y su luminosa sonrisa”

El reconocimiento de esta catedrática, investigadora, científica, y defensora de la mujer en la ciencia, lo recogemos de Ángel Pazos, Rector de su querida Universidad de Cantabria: “Con la muerte de Teresa, desaparece una de las investigadoras más brillantes de la física de partículas en el contexto mundial y, sin duda, una de las científicas de gran relevancia de nuestra universidad”.

Secciones: portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación