Women’s Aid es una federación de base que opera en el Reino Unido y trabaja desde hace 45 años para brindar servicios que salven vidas y construir un futuro en el que no haya lugar para la violencia doméstica. 

Debido a la crisis de la COVID-19, la entidad ha creado un centro de recursos específico para esta situación en el que las usuarias pueden encontrar recursos prácticos y asesoramiento en diferentes sentidos, desde una guía para supervivientes de violencia doméstica, consejos acerca de cómo trabajar en casa o solicitar financiamiento de emergencia, apoyo para niños, niñas y jóvenes vulnerables hasta indicaciones para contactar y solicitar la protección de la policía. 

Uno de estos apartados en concreto expone pautas sobre cómo las mujeres que están sufriendo violencia en estos momentos pueden protegerse de la mejor forma; las llaman “soluciones silenciosas” y giran en torno a cómo pedir ayuda sin que su agresor se entere, iniciativas que, además de en Reino Unido ya se están llevando a cabo de forma parecida en otros contextos y países. En España tenemos el ejemplo de las “mascarillas-19”. Así mismo, el asesoramiento que la organización proporciona en esta sección contempla la diversidad de situaciones y preocupaciones que pueden estar bloqueando la salida de un entorno de violencia por no saber cómo afrontarlas, como son las siguientes: 

  • La superviviente está pensando en marcharse.
  • Los agresores pueden utilizar a las niñas y los niños para seguir con sus comportamientos coercitivos o controladores.
  • Se puede necesitar requerir alguna prestación social.
  • Si las supervivientes están sufriendo abuso financiero.
  • Si se trata de una persona inmigrante y por su condición necesita alguna orientación concreta.
  • Si se necesita la ayuda en idiomas diferentes al inglés.
  • Si la superviviente tiene alguna diversidad funcional.
  • Para saber lo que hacer con sus mascotas en caso de tener que abandonar el hogar.
  • Si nos preocupa alguna amiga, algúna integrante de la familia o alguna vecina.

El centro de recursos COVID-19 de Women’s Aid expone además las diferentes campañas que la organización ha lanzado desde que comenzara la cuarentena. Una de las primeras, reaccionando muy rápidamente tras decretarse la cuarentena por COVID-19, fue la que se anuncia como “Help to raise vital funds for Women’s Aid and #SupportSurvivors from your homes” (Ayuda para recaudar fondos vitales para Women’s Aid y #apoyaralassupervivientes desde vuestras casas) y tiene como fin recoger fondos económicos a través de diferentes actividades ciertamente creativas para que la gente lo pueda hacer desde sus casas. En este caso, aprovechando que muchas familias buscan formas e ideas para mantener a la infancia ocupada y animada y aprendiendo al mismo tiempo, han lanzado algunos desafíos virtuales divertidos y seguros, de forma que el patrocinio que se obtiene para poder llevarlos a cabo vaya destinado a apoyar a las supervivientes. 

Estos y otros ejemplos pueden inspirar a más asociaciones, organizaciones y/o entidades en general que en estos momentos puedan estar pensando en cómo ayudar de la mejor manera y diseñar iniciativas similares con las que, gracias a la solidaridad, la ayuda de testimonios activos y de la sociedad en general, podemos ir logrando un mundo más justo e igualitario para todas las mujeres.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación