Hoy se cumplen 8 días de que se aprobara el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19 en nuestro país.

Desde ahí los ciudadanos y ciudadanas estamos siendo conscientes y solidarios con las personas más vulnerables ante el virus COVID-19. El lema #yomequedoencasa está dando sus frutos. Vecindades unidas aplaudiendo a los sanitarios y sanitarias, redes solidarias para ayudar a personas que no pueden salir a comprar, tiempo para dedicarlo a nuestros hijos e hijas y poder realizar las tareas del hogar de forma corresponsable, momentos de lecturas, de enriquecimiento, de dedicarnos a uno mismo, ya que habitualmente los momentos de estrés nos lo impiden, etc. 

Son aspectos y experiencias positivas que este periodo nos está brindando.

Pero… ¿nos hemos parado a pensar cuál es la situación actual de las víctimas de VdG?

Antes de ayer saltó la triste noticia de una mujer apuñalada por su pareja en Sevilla, en el barrio de La Macarena. La mujer presentaba herida en el cuello y había perdido mucha sangre. Actualmente está ingresada en el hospital Virgen Macarena, al igual que su pareja, que intentó suicidarse tras apuñalarla. 

El jueves 19 de marzo, hubo un nuevo asesinato de VdG en la localidad castellonense de Almassora, donde un hombre asesinó a su pareja delante de sus hijos menores de edad. 

Está comprobado que en momentos de estancias largas en el hogar, como pueden ser vacaciones de Navidad o de verano, los casos de VdG aumentan. Este periodo de confinamiento conlleva para muchas mujeres que sufren maltrato físico y/o psicológico una situación de peligro extremo. 

¿Cómo podemos proteger a las víctimas?

Desde el gobierno se están impulsando varias iniciativas como el Plan de contingencia para prevenir, controlar y minimizar estos riesgos, garantizando asistencia a posibles víctimas, acogida de víctimas en situación de peligro, pisos tutelados, así como un sistema de alerta por mensajería instantánea con geolocalización y chats de asistencia psicológica.

Pero uno de los principales problemas que nos encontramos es que muchas víctimas no denuncian o no se atreven a ponerse en contacto vía teléfono 016 o chats, por miedo a represalias. 

Aquí juega un papel muy importante la solidaridad y la empatía. Al igual que se han creado redes para ayudar a personas que no pueden realizar compras diarias, se pueden llevar a cabo una serie de actuaciones con personas que sospechamos que puedan estar sufriendo VdG: estar pendientes más que nunca de aquellas mujeres de nuestro entorno cercano que tengamos sospecha de que puedan ser víctimas de un maltratador, hacer llamadas telefónicas para saber cómo están, videollamadas diarias para ver sus rostros o incluso invitarlas a un tentempié o comida juntos vía pantalla, ofrecer tu hogar como vía de escape, ofrecer escucha atenta y comprensiva, denunciar si oímos o intuimos que en nuestra vecindad o entorno pueda haber un caso de maltrato, interesarnos y ayudar a personas que observemos que puedan presentar síntomas de maltrato cuando salimos a comprar, pasear el perro o de camino a nuestro trabajo. 

Una medida de especial relevancia es que las mujeres que sufren violencia de género puedan salir de casa y refugiarse en otros hogares, de familiares o amistades, durante el periodo de confinamiento. Tal y como se recoge en el artículo 7 del Real Decreto 463/2020, las personas que presenten una causa de fuerza mayor o situación de necesidad podrán circular por la vía pública. Al haber un vacío en este artículo referente a casos de violencia machista, nos podemos acoger a dicho apartado. Es necesario ampliar este artículo para proteger a las víctimas o poderse acoger a las causas de fuerza mayor para permitir el traslado de las víctimas a lugares más seguros. 

Ofrecer una protección fiable a personas que tienen que convivir con el maltrato en este tiempo de larga duración debería ser una responsabilidad de todos y todas, donde puedan sentir el cariño y apoyo así como el respaldo legal de todas las instituciones.

Secciones: Noticias subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación