UNICEF ha publicado recientemente un comunicado para alertar de la situación de niñas y niños con mayor riesgo a sufrir violencia sexual, negligencia y explotación a partir de la intensificación de las medidas de contención. 

Alerta de que cientos de millones de niñas y niños de todo el mundo se enfrentarán a amenazas crecientes en su seguridad y bienestar, incluyendo malos tratos, violencia sexual, debido a las situaciones de confinamiento en espacios no seguros para ellas y ellos. Tal y como los datos recogen, la mayoría de agresiones son intrafamiliares, y la situación actual, tal y como sucede en el caso de violencia de género, también es una situación donde las niñas y niños son víctimas de ella.  UNICEF recuerda la guía donde se recogen las orientaciones a incluir en las acciones dirigidas a proteger a la infancia.

Además, advierten que, teniendo en cuenta previas emergencias de salud públicas anteriores, en este tipo de situaciones es cuando se producen mayores tasas de violencia sexual  y explotación de las niñas y niños.

Por ello instan a que los gobiernos no se olviden de la protección de la infancia y promuevan medidas efectivas para proteger con mayor urgencia su bienestar. Debe incluirse como una acción integral a todas las respuestas planificadas ante el COVID-19. Entre ellas incluyen medidas concretas dirigidas a ellos y ellas, además de coordinarse entre todos los y las profesionales, tanto de salud, servicios sociales, entre otros, la sensibilidad y profesionalidad para estar alerta ante posibles casos de violencia, además de prever mecanismos de prevención.  

Como sociedad, no podemos olvidar que las niñas y los niños también son el colectivo más vulnerable en poder sufrir violencia, y  es necesario instar a las instituciones a que apliquen las recomendaciones que UNICEF ha requerido a todos los países. 

Secciones: Noticias subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación