La NASA lanzaba este lunes un comunicado especial para celebrar la vida y los logros pioneros de la matemática Katherine Johnson, que murió el pasado 24 de febrero a los 101 años. 

Katherine Johnson comenzó a trabajar en la NASA en 1953. Su brillante recorrido académico nos deja relatos como el de haberse graduado con los más altos honores en 1937 en la West Virginia State College o ser una de las tres estudiantes de color que lograron cursar estudios de postgrado en una época especialmente cruda de segregación racial. Tras solo dos semanas trabajando en la sección de computación en el laboratorio Langley de la NASA, le fue asignado el proyecto en la división de investigación de vuelo, y el puesto de Katherine pronto se convirtió en permanente. 

Katherine formó parte del grupo de mujeres de color cuyos cálculos contribuyeron al éxito del primer vuelo americano espacial tripulado en 1961. La lucha de este grupo de mujeres y su compromiso por la ciencia inspiraron la película “Figuras Ocultas”. 

En 1962, la NASA se preparaba para la misión “Friendship 7”, con la que John Glenn se convertiría en el primer astronauta americano en orbitar la tierra. Esta misión marcaría un punto de inflexión en la carrera espacial. Se conectaron ordenadores de todo el mundo y se programaron para controlar la trayectoria de la cápsula donde viajaba el astronauta. Justo antes del despegue, el astronauta John Glenn pidió que la matemática Katherine Johnson verificara por sí misma los cálculos que habían hecho los ordenadores como requisito para iniciar la misión. La misión fue un éxito. 

Su coraje y liderazgo llevaron a la NASA a alcanzar hitos nunca soñados. En su comunicado, la Agencia Espacial comenta que continuarán trabajando incansablemente para aumentar las oportunidades de todas las personas que contribuyan a la labor de elevar el potencial humano, como lo hizo Katherine Johnson. 

 

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación