El Tribunal Constitucional ha inadmitido el recurso presentado por los agresores de La Manada por considerar que no cumplía el requerimiento de especial trascendencia para tratar la petición en dicho tribunal. Por tanto, el Tribunal Constitucional ni siquiera ha aprobado entrar el trámite para ser estudiado.

La última sentencia válida sigue siendo la del Tribunal Supremo, que elevó de 9 a 15 años la condena por la agresión sexual colectiva que ejercieron a la víctima, además de señalar su actitud de jactarse de la víctima sin mostrar arrepentimiento alguno. 

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación