LewesFCWomen

Ayer tuvo lugar la cuarta ronda de la Copa FAFootball Association, una asociación de fútbol inglesa- en la que los equipos se enfrentan entre sí por la copa. La primera ronda preliminar empezó el 10 de agosto del pasado año y la semifinal tendrá lugar el 18 y el 19 de abril y decidirá qué equipos jugarán la final del 23 de mayo. Pero algo que destaca en esta Liga de la FA es el reclamo por parte de algunos clubs sobre el fin de la brecha salarial de género.

Si cada uno de los dieciséis equipos femeninos victoriosos en la cuarta ronda de este fin de semana ganan unas 2.000 libras, los equipos masculinos que salen victoriosos de los partidos ganan 180.000 libras, lo que supone una brecha salarial de más de dos mil libras. El fondo total de premios para las jugadoras es de aproximadamente 309.000 libras, mientras que el fondo de premios de los jugadores ronda los treinta mil millones de libras.

Uno de los clubes, el Lewes FC, que jugó ayer contra el East Thurrock United FC, ya en 2017 se convirtió en el primer club de la liga inglesa en pagar a sus jugadoras y jugadores igualitariamente cuando lanzaron una campaña de igualdad de género en el campo –Equality  FC Campaign–. En febrero de 2019, también el mismo club escribió un comunicado en el que reclamaba a la FA cerrar esa brecha salarial de género.

Si bien la Football Association ha realizado campañas a favor del fútbol femenino y la igualdad de género, como lo son la campaña The FA’s ‘’For All’’ Campaign o el Gameplan for Growth, la brecha salarial aún sigue persistiendo. Y en mitad de esta liga, tanto futbolistas masculinos como futbolistas femeninas, así como los mandos de algunos partidos como el Lewes FC, reclaman que se consolide este último paso para hacer un fútbol más sano, amistoso e igualitario.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación