El multimillonario japonés Yusaku Maezawua busca una mujer para volar hacia la Luna dentro de tres años. La emoción y el riesgo no serían completos si no contara con una acompañante. La seguridad en sí mismo se tambalearía sin una mujer a su lado compartiendo goce, miedo y palpitaciones. Por este motivo, ha puesto en marcha un casting a través de una web para dar con la fémina ideal. Él cuenta 44 años de edad, y los requisitos exigidos a las candidatas incluyen que tengan más de 20 años, que deseen disfrutar de la vida al máximo, como el mismo, y que ansíen viajar al espacio, como es obvio. 

Por lo demás, el empresario nipón también se propone hallar un nuevo y definitivo amor. “Quiero encontrar una compañera de vida”, ha declarado. ¿Cuántas mujeres se mostrarán dispuestas a embarcarse en una nave espacial que en 2023 dará vueltas alrededor de nuestro satélite a bordo de la Big Falcon de SpaceX, propiedad del físico e inventor Elon Musk? Este pasado 17 de enero finalizaba la recepción de candidaturas, y habrá que esperar a conocer tanto el número de aspirantes como la personalidad de la elegida. 

Yusaku Maezawua, dueño de diversas empresas electrónicas, posee una fortuna valorada en 3.000 millones de dólares. Un dato interesante para incentivar a muchas mujeres a exponerse a una muerte sideral al margen de que sean o no tan arrojadas y amantes de la hazaña espacial como el solicitante de compañía.

Podríamos preguntarnos si, en caso de existir una mujer tan acaudalada como Maezawua para poder pagarse semejante viaje, y tan audaz como él, requeriría la compañía de un hombre o bien sería capaz de emprender a solas la proeza.

Secciones: portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación