Actualmente es mucha la influencia que las redes sociales pueden ejercer sobre las personas. Jóvenes bloggeras que son referentes en moda y belleza también promocionan ciertos medicamentos como antibacterianos dermatológicos, fármacos utilizados en tratamientos antiacné o antigripales, según informa El País

Ante tal fenómeno viral, los profesionales de la salud, a través del Consejo General de Colegios de Farmacéuticos (CGCF), denunciaron los vídeos de influencers como María Pombo, Marta Carriedo, Ana Moya, Marta Soriano, J. Muchelas y Paula Gonu. Google, propietario de la plataforma Youtube, a petición del CGCF retirará todos los vídeos que infrinjan la ley que prohíbe promocionar medicamentos que se pueden adquirir sin receta y donde no se haga especial mención a que el producto se trata de un fármaco y que se debe consultar a un médico o farmacéutico en caso de duda. 

La principal problemática detectada, además de la legal, es la banalización del autoconsumo de medicamentos. Un mal uso de antibióticos puede derivar en que las bacterias generen resistencias de modo que a largo plazo el medicamento no puede ser efectivo para la persona que lo usa de forma indiscriminada. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, en 2050 se producirán 10 millones de muertes por resistencias microbianas, tasa superior a la mortalidad por cáncer.

Además, en algunas ocasiones recomiendan dejar de lado los antibióticos y recurrir a la homeopatía “porque con los antibióticos me quedo sin defensas en el cuerpo”, de acuerdo con las palabras de la  influencer Marta Carriedo. Pese a las campañas realizadas para la concienciación del uso correcto de medicamentos y contra la pseudociencia, las bloggeras ejercen mayor influencia actuando en distintos canales como Youtube o Instagram, lo que supone un obstáculo para las entidades profesionales especializadas. 

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación