Anabel Hernández // perfil Facebook

Pese a las numerosas amenazas contra su vida que la periodista mexicana Anabel Hernández ha sufrido a lo largo de su trayectoria profesional, esta valiente perseguidora de la verdad continúa luchando contra la injusticia y el crimen organizado. 

El trabajo de Hernández se ha enfocado en indagar en profundidad cómo funcionan los cárteles de droga en complicidad con las esferas políticas, empresariales y de poder en México y otros países. 

En su más reciente publicación, el libro El Traidor: el diario secreto del hijo del Mayo, la autora exhibe el modo en el que opera el Cártel de Sinaloa y da cuenta de quien es la persona que realmente ha sido el líder del narcotráfico y permanece en total impunidad. 

No obstante, sus investigaciones no sólo se han centrado en el narcotráfico, sus primeros trabajos revelaron la operación de redes de esclavitud infantil y explotación sexual de niñas y jóvenes en zonas rurales de San Diego, California. 

Su trabajo le ha valido varios premios y reconocimientos, como la Pluma de Oro de la Libertad en 2012, galardón que reconoce el compromiso de las personas con la libertad de prensa. Al recibir este premio, la periodista hizo énfasis en la necesidad de un ejercicio periodístico que permita romper el silencio como antídoto para la corrupción y la impunidad. 

Como ella, otras grandes periodistas mexicanas se han atrevido a enfrentar temas como la pederastia y los crímenes políticos. Solo por mencionar algunas de ellas, la multipremiada Carmen Aristegui y la también activista feminista Lydia Cacho, son claros ejemplos de supervivencia ante las persecuciones derivadas de su trabajo periodístico y, a pesar de ello, continuan luchando desde la trinchera periodística.  

Secciones: Culturas subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación