Según la Asociación Española Contra el Cáncer, el cáncer de mama es el tumor más frecuente en la población femenina, siendo la detección precoz y el tratamiento en las primeras fases de la enfermedad elementos clave para un pronóstico favorable. Por ello, una de las principales medidas preventivas son los exámenes periódicos, que incluyen la realización de mamografías. Sin embargo, la interpretación de las imágenes presenta aún dificultades, llevando tanto a falsos positivos como a falsos negativos; estos últimos pudiendo influir negativamente en las posibilidades de recuperación de la paciente (McKinney et al., 2020). Por ello el desarrollo de nuevas técnicas y sistemas que mejoren la detección precoz resulta primordial en la lucha contra esta enfermedad.

En este sentido, en un estudio publicado recientemente en la revista Nature, investigadores de Google han desarrollado un herramienta de Inteligencia Artificial (IA) para detectar cáncer de mama a partir de mamografías (McKinney et al., 2020). El algoritmo fue desarrollado mediante el análisis de las mamografías de 25.856 mujeres del Reino Unido y 3.097 mujeres de Estados Unidos. Para tomar la decisión en la detección sobre la presencia de cáncer, los expertos humanos tuvieron acceso al historial de las pacientes y a las mamografías previas, mientras que el sistema de IA solo procesó la mamografía más reciente.

Los resultados de este estudio muestran que en el Reino Unido, donde las mamografías son estudiadas por dos expertos para una lectura doble consensuada, el sistema de IA mostró una capacidad de detección mayor que la del primer lector y fue estadísticamente no inferior al segundo lector y la opinión de consenso. En los Estados Unidos, el sistema de IA superó la lectura de los radiólogos y emitió una mejor estratificación de la evaluación de los tumores que los expertos.

El estudio cuenta con varias limitaciones, como el hecho de que las imágenes analizadas no incluyan todos los sistemas de diagnóstico o que la realidad sea más compleja que la simulación de la investigación. En este sentido, tal como señalan los propios autores, aunque son necesarios más ensayos clínicos que contribuyan a desarrollar y perfeccionar estas herramientas, este estudio pone en evidencia el potencial de los sistemas de IA para aumentar la eficacia y precisión del proceso de detección de cáncer de mama, así como reducir el tiempo de espera de las paciente y la carga de trabajo del personal médico. 

Secciones: _noticias

Si quieres, puedes escribir tu aportación