El Consejo de Ministros aprobó el 20 de diciembre, a propuesta del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social y del Ministerio del Interior, un Real Decreto para mejorar la atención a personas con discapacidad y a otros colectivos en situación de especial vulnerabilidad ante emergencias.

El objetivo es que, ante cualquier amenaza de catástrofe natural o emergencia industrial o tecnológica, se garantice que las personas con discapacidad reciban la información de forma que les resulte comprensible y puedan adoptar así las medidas oportunas para garantizar su propia seguridad y la salvaguarda de sus bienes.

El Real Decreto sienta las bases para suprimir, entre otras, las barreras comunicativas a las que se enfrentan las personas sordas usuarias de la lengua de signos cuando reclaman un servicio de emergencia a través del teléfono 112.

Según El Instituto Español Para la Reducción de los Desastres, este año las conclusiones del informe de Implementación del 112 en la UE despiertan mayor interés debido a la reciente aprobación de la nueva Directiva Europea (el Código Europeo de las Comunicaciones Electrónicas). Entre sus novedades están  las mejoras de localización de llamadas de emergencia y de acceso para personas con discapacidad al 112 (accesos alternativos al 112 como SMS y mensajería). La Comisaria de Empleo y Asuntos Sociales de la UE, Marianne Thyssen, comentó que pronto las personas con discapacidad estarán seguras porque podrán disponer de un acceso equivalente al 112 independientemente de en qué Estado se encuentren. 

Según el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social las modificaciones se deberán introducir en los planes autonómicos y locales y se deberán establecer mecanismos para determinar protocolos de actuación específicos para cada fase de emergencias. Hasta ahora las personas sordas no contaban con un sistema comunicativo visual, lo que las hacía más vulnerables ya que no podían acceder al sistema de protección 112.  Ahora podrán ser atendidas con eficacia y eficiencia lo más pronto posible en igualdad de condiciones que el resto de la ciudadanía.

La mejora responde también a la demanda de las asociaciones representativas de las personas con discapacidad y contribuye al cumplimiento de los derechos enunciados en la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad y, respecto a los riesgos, de los establecidos en las diferentes Directrices Básicas de Protección Civil.

El Real Decreto cuenta con el apoyo del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI), la Confederación Estatal de Personas Sordas (CNSE) y de la Federación de Familias de Personas Sordas (FIAPAS), que han participado en la redacción del texto. Está prevista también su participación en el desarrollo de la norma.

Teniendo en cuenta que las mujeres sufren doble discriminación por ser mujeres y por tener una discapacidad que las deja en situación más vulnerable, como se ha visibilizado ya en este diario, este es un paso importante para asegurarles una mayor protección cuando se encuentren ante una emergencia, garantizando su seguridad igual que al resto de mujeres y hombres. 

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación