México es uno de los países con mayor riesgo de que la mujer sufra violencia. Según datos de euronews, diez mujeres son asesinadas a diario de media y el sistema tampoco contribuye a erradicar esta lacra: tan solo uno de cada diez culpables de feminicidio cumple condena. Esta impunidad, lejos de disminuir los casos de feminicidios, hace que los violentos no sientan ningún temor a cometer asesinatos.

Ejemplo de ello es el reciente asesinato de Abril Pérez Sagaón, el pasado lunes 25 de noviembre mientras miles de mujeres se manifestaban en contra de la violencia de género. Pérez Sagaón fue supuestamente asesinada a tiros por su exmarido, quien ya había sido denunciado en enero por intento de asesinato cuando trató de asesinarla a golpes con un bate de béisbol. 

Pérez Sagaón lo denunció y fue ingresado en prisión preventiva en septiembre por homicidio imprudente. Sin embargo, el juez Federico Mosco González reclasificó el delito a “lesiones y violencia familiar”, por lo que el 8 de noviembre fue puesto en libertad. Mosco había sido también protagonista de otra polémica cuando calificó un delito de violación de un doctor a una paciente en un hospital público como delito de abuso sexual, de modo que el agresor quedó en libertad, tal y como recoge bbc.

Tanto Mosco como un compañero suyo han sido suspendidos de su puesto ante la oleada de críticas tras este feminicidio. Diversas entidades y mujeres han entendido este caso como una amenaza constante sin solución: si no denuncias, te matan y si lo haces, también. 

La complicidad de jueces, policías y agentes de protección y seguridad de los ciudadanos desde cualquier área es, sin duda, una de las prioridades a abordar desde entidades y organismos de administración pública si realmente se desea una agenda de igualdad real y efectiva. En España, el 30% de mujeres asesinadas entre 2016 y 2018 había denunciado a su agresor. Es evidente que el sistema falla y garantizar que este no ejerza más violencia hacia la mujer agredida es, sin duda, una prioridad urgente. 

Secciones: Culturas subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación