El próximo viernes, en la Universidad de Nambu, la selección española de waterpolo femenino jugará la final contra la actual campeona del mundo Estados Unidos y luchará así para arrebatarle la medalla de oro y proclamarse vencedora de los 18h Campeonatos del Mundo de la Federación Internacional de Natación (FINA) que se están celebrando en Gwangju, en Corea del Sur. 

En la primera semifinal de medalla, EEUU venció a Austria con un resultado a su favor de 7-2 y en la segunda semifinal, España se proclamó ganadora contra Hungría, con un marcador de 16-10, consiguiendo, en consecuencia, un nuevo y excelente triunfo: un billete de ida a los XXXII Juegos Olímpicos que se celebrarán en Tokio, en el verano de 2020.

El palmarés de las “guerreras” de la piscina es admirable, inmejorable. En el año 2013 consiguieron el oro tras derrotar a Australia con un marcador de 8-6 en el XI Campeonato Mundial de Waterpolo Femenino celebrado en Barcelona en el año 2013; fue en el año 2012 cuando se hicieron con la plata olímpica en los Juegos Olímpicos de Londres. Y su último gran triunfo fue proclamarse subcampeonas del mundo en 2017, en el Campeonato Mundial de Waterpolo femenino, celebrado en Budapest. En ambas ocasiones jugaron las respectivas finales donde quedaron subcampeonas contra sus actuales rivales, Estados Unidos.

Desde el principio del partido demostraron su calidad profesional y deportiva marcada por su gran talento  y preparación técnica de tal manera que consiguieron adelantarse en el marcador desde el inicio, acabando el primer parcial con un resultado de 5-3. En el descanso, los marcadores recuperaban distancias y las jugadoras españolas solo se imponían a la húngaras por tres goles de diferencia y una puntuación de 10-8. Al término del siguiente parcial conseguían 14 goles frente a los 9 de sus contrincantes. Y fue en la última parte del encuentro cuando se les concede la merecida victoria con un resultado final de 16-10.

No sabemos si el viernes llegará el oro para la chicas del waterpolo, pero la certeza es que “las guerreras” ya han conseguido llegar a lo más alto. Siguen demostrando con sus victorias que el trabajo en el equipo permite superar y vencer obstáculos y que las mujeres, día a día, estamos marcando la diferencia en las diversas disciplinas de deportes femeninos.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación