Desde el movimiento #metoo se están llevando a cabo cambios en la industria cinematográfica, tanto en la forma de producir, como en el propio contenido. Un cambio representativo lo hemos conocido en los últimos días, cuando se publicaba en diferentes medios que dos actrices de raíces africanas interpretarán el papel protagonista en dos películas diferentes, ambas esperadas con gran expectación por parte del público a nivel mundial. 

En primer lugar, la actriz de 19 años, Halle Bailey dará vida a Ariel en versión de live-action de “La Sirenita”. Bailey ya ha protagonizado una afamada serie y forma parte junto a su hermana de un grupo musical de gran éxito. 

La decisión de que esta actriz y cantante de reconocido talento a nivel internacional sea la protagonista del esperado remake de Disney ha suscitado un gran revuelo bajo el pretexto de que no será una versión fidedigna de la película original. Ante la polémica racista expresada principalmente por Twitter, la compañía Disney se ha mantenido firme en su decisión.

La segunda es la esperada próxima entrega de la saga de “James Bond”. En este caso, la actriz Lashana Lynch interpretará a la agente 007, siendo la protagonista de la película. Según informaba El País, fuentes del equipo de producción han explicado que la nueva guionista, Phoebe Waller-Bridge, quiere que se sustituya el término “chica Bond” por “mujer Bond” con la intención de tratar a las mujeres con mayor respeto y, así, hacer crecer la saga.

Al igual que con Halle Bailey, la decisión de que una mujer negra protagonice esta saga también ha recibido críticas y amenazas de boicot que, como en el primer caso, no han logrado ningún cambio en la producción de las películas.

Desde hace años, actores y actrices caucásicos han interpretado papeles de personajes históricamente pertenecientes a otros grupos culturales y étnicos, habitualmente exagerando los estereotipos percibidos de personas de otras procedencias. Por ello, que estas dos mujeres protagonicen estas películas supone un paso adelante en la creación de personajes diversos que rompen estereotipos raciales y de género para que niños y niñas, hombres y mujeres,  de diferentes identidades y etnias puedan identificarse y reconocer el valor la diversidad inherente y creciente de la sociedad. 

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación