Web de la Fifa

Ayer, la octava edición de la Copa Mundial Femenina de Fútbol, celebrada en Francia, llegó a su fin con la final disputada entre EE.UU. y Países Bajos, proclamándose Campeona del Mundo la selección estadounidense con un resultado de 2-0.

Las estadounidenses buscaban el cuarto título y han logrado con esta victoria ser, por el momento, campeonas indiscutibles.  El primer gol ha sido de penalti anotado por Megan Rapinoe en el minuto 61, el penalti número 100 en la historia de los Mundiales. El segundo gol lo ha marcado Lavelle en el minuto 69 con un espectacular zurdazo bajo.   

Stephanie Frappart fue la árbitra. Es ampliamente conocida en Francia por haber sido la primera mujer en arbitrar un partido de hombres profesional en la Liga 2 y por arbitrar posteriormente partidos en la Liga 1. En palabras de Frappart, reconoce que arbitrar esta final ha sido un gran reconocimiento a los años trabajados para cumplir su sueño de llegar hasta aquí. 

La popularidad del fútbol femenino va en aumento aunque aún queda camino por recorrer porque, como dice Lisa Zimouche, campeona mundial de fútbol de estilo libre, a pesar de que la gente cada vez demuestra más entusiasmo, todavía queda mucho trabajo por alcanzar la igualdad. 

Estas mujeres han demostrado que es posible llegar al máximo nivel si te lo propones, y tenerlas como ejemplo puede ayudar a las niñas y jóvenes a seguir luchando por sus sueños.

Secciones: Noticias subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación