Fatou Jallow fue coronada reina de la belleza en 2014, tras ganar el certamen más importante de Gambia. El entonces presidente del país, Yahya Jammeh, hizo entrega del premio a la joven de 18 años. Desde entonces Jallow recibió invitaciones del presidente para que fuera al palacio presidencial, donde éste le llegó a pedir matrimonio. La joven se negó y más tarde fue nuevamente invitada a “una celebración” en el palacio. No se trataba de una celebración; el presidente la drogó y la violó. No fue la única. Los medios señalan que Jammeh coaccionaba y retenía a chicas a menudo.  

Yahya Jammeh fue presidente de Gambia durante 22 años, durante los cuales torturó y asesinó a sus oponentes. En 2017, tras perder las elecciones, escapó a Guinea Ecuatorial y no ha rendido cuentas por ninguno de sus crímenes. Actualmente, el nuevo presidente del país, Adama Barrow, ha creado una Comisión de la Verdad, Reconciliación y Reparaciones para asegurar justicia y que ninguna persona queda impune. En este proceso las mujeres han recibido especial atención: en 2018 se realizaron audiencias sólo para mujeres para que pudieran compartir sus experiencias y animarlas a alzar la voz contra todo tipo de violencia. 

Así, este órgano está recopilando testimonios de víctimas que puedan llevar ante la justicia al expresidente Yahya Jammeh. La joven reina de la belleza de Gambia ha sido la primera en acusar públicamente al expresidente de abuso sexual y ha hecho un llamamiento para que otras mujeres que hayan sido víctimas de la misma violencia también lo hagan. 

Inspirada por las personas que la ayudaron en su asilo en Canadá, Fatou Jallow estudia actualmente Trabajo Social en la universidad. Ella destaca cómo no ya no teme hablar y al final el silencio es más incómodo y dañino que las consecuencias de hablar. 

Secciones: portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación