Margaret Cavendish por Abraham van Diepenbeeck. La portada de 'Natures Pictures' (1671), Biblioteca Británica 8407.h.12

La novela que publica en 1666, es considerada como un ejemplo de las primeras novelas de lo que hoy día se denomina ciencia ficción, y también la primera obra de ficción utópica realizada por una mujer en Europa. 

En ella, Margaret Cavendish narra el viaje a través de un pasaje oculto en el Polo Norte, así la protagonista viaja por un universo paralelo habitado por criaturas híbridas, mezcla de humano con animal.  

Pero esta mujer se dedicó a otras disciplinas también. Nacida en 1623 en Inglaterra, no sólo fue escritora sino también filósofa y científica. Fue educada por tutores privados, no recibió educación formal en matemáticas, historia, filosofía, lenguas clásicas, pero fue una gran lectora y acceso a la cultura en su entorno familiar. 

Margaret Cavendish asistió a los encuentros que organizaba su marido, en ellos conoció a filósofos y científicos como Thomas Hobbes, René Descartes, Marin Mersenne, Pierre Gassendi, Kenelm Digby, y allí mantuvo diálogos sobre la materia, el movimiento, la existencia del vacío, la percepción y el conocimiento. 

Sus puntos de vista sobre estos temas son muy avanzados para la época, y ayudó a popularizar las ideas de la revolución científica. Explicaba los fenómenos naturales mediante el concepto de materia en movimiento. 

Asimismo, realizó críticas a las debilidades de la nueva ciencia, también afirmó que el microscopio, recién inventado, distorsionaba la naturaleza y llevaba a observaciones erróneas.

Gracias a sus obras consiguió popularizar el debate con nuevas formas de pensar. 

Margaret Cavendish tuvo el privilegio de ser la primera mujer en ser invitada a la Royal Society, y presenciar experimentos llevados a cabo por Robert Boyle y Robert Hooke. 

Fue la primera cosmóloga inglesa reconocida, y lo más importante: luchó por la educación de las mujeres y su participación en la ciencia. 

Sus memorias se han considerado la primera autobiografía no religiosa escrita por una mujer y su figura tuvo una gran influencia en la educación de las mujeres. 

Sentó un precedente histórico en la lucha por la igualdad de derechos; en su libro Una mente propia. Selección de Cartas sociables y Discursos femeninos se encuentran reflexiones profundas, ironía, sentido del humor. El propio título puede dar lugar a pensar que es una precursora de Virginia Wolf. 

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación