La policía británica señala que los delitos de pedofilia están aumentando a través de las aplicaciones, juegos online y otras redes sociales, a través de ellas contactan con posibles víctimas. Según informan los medios, se están registrando una media de 22 delitos de abuso sexual infantil cada día vinculados a internet en el período de 2018-2019. Cada vez son más casos: entre 2015 y 2016 se registraban 4.000 y entre 2018 y 2019 suman 8.224 en el Reino Unido. 

Detrás de ese número hay niños y niñas víctimas, como es el caso de un menor de 14 años que se acercó a casa de quien creía ser su amigo con el que llevaba meses entablando conversaciones a través de un juego online. Al abrir la puerta, se asustó al ver a una persona mucho mayor de lo que esperaba y corrió a casa de un amigo que vivía cerca. El niño lo pudo contar en la línea Childcare, una plataforma orientada al bienestar de la infancia que cuenta con una línea telefónica de ayuda.  

Las autoridades británicas hacen un llamamiento a la colaboración de todos los sectores sociales para la superación de esta lacra social. Para conseguirlo, la educación juega un papel fundamental en la prevención de este tipo de abusos. Este diario ha publicado artículos que desarrollan diversas formas de prevención de violencia en la infancia, por ejemplo, a través de las amistades. La creación de espacios en los que los niños y niñas aprendan a usar internet de forma segura es también muy importante. A nivel de empresa también es posible implementar dispositivos de prevención, como recogen los medios, que impidan subir y/o compartir imágenes de contenido sexual. 

El posicionamiento claro en este tema es clave para su superación. También el de las instituciones (universidades o iglesias). A finales de 2018 este diario se hacía eco de la ampliación del plazo en la que los delitos contra menores comienzan a prescribir, situando en 30 años la edad en la que comienza a contar el plazo. En Reino Unido, prevé poner en marcha una estrategia a nivel nacional que logre dar respuesta a todas las formas de abuso sexual a la infancia a finales de este 2019.  Y en el caso del Reino Unido, siempre se puede denunciar, nunca prescribe.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación