En el mundo alrededor del seis por ciento de las personas que se dedican al trabajo de bombero son mujeres, y se estima que, al igual que el resto de las profesiones donde las mujeres se han visto sub representadas históricamente, la tendencia vaya en aumento. Es por esto que un estudio dirigido por la Universidad de Brighton (Reino Unido) se ha interesado por identificar cuáles son los problemas específicos en la salud y bienestar de las mujeres bomberas. Pues se desvela que a menudo las necesidades de salud de las mujeres que combaten incendios no se resuelven, al pasarse por alto por el hecho de encontrarse que la mayoría de personal es masculino.

En cambio, desde esta investigación se plantea la necesidad de que esta trayectoria profesional sea una vía libre para las mujeres, y que cada vez más jóvenes la vean como una futura opción. Para ello se constata que es necesario que las mujeres que quieran dedicarse a este oficio puedan encontrar atendidos y resueltos los posibles riesgos para su salud, así como que se aseguren sus necesidades específicas, como mujeres de manera efectiva.

Tal y como se publica en los medios, los resultados que presenta el estudio, obtenidos a partir de una encuesta internacional realizada a 840 mujeres bomberas de 14 países, entre ellos Reino Unido, EE.UU., Australia, Canadá y diferentes países europeos, que completaron durante un periodo de cuatros meses en 2018, las mujeres que se dedican a este trabajo tienen menos probabilidades de tener acceso a equipos de protección personal específicos para mujeres, así como, a un entrenamiento adecuado a la fuerza y un apoyo de acondicionamiento físico. También informaron sobre numerosos casos de sexismo en el trabajo, o sobre aspectos deficientes relacionados con la logística, como las condiciones sanitarias y las instalaciones sanitarias, especialmente cuando de trata de incendios durante varias horas.

Las conclusiones de este estudio visibilizan la necesidad de contar con más apoyo y orientación sobre la forma física y el entrenamiento de las mujeres bombera, de instalaciones adecuadas para reducir las lesiones, más conocimiento sobre el riesgo de sufrir determinadas enfermedades y la mejora de la longevidad.

Resultados que a su vez tratan de ser punto de partida de futuras investigaciones con perspectiva de género, necesarias para asegurar un futuro en que cada mujer tenga la posibilidad de elegir una profesión que esté libre de riesgos para su salud y favorezca su bienestar.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación