Mucho se ha escrito en este medio sobre la importancia de tener roles femeninos en cualquier ámbito de la ciencia, para que niñas, jóvenes y mujeres de cualquier procedencia puedan ver que pueden llegar a más y mejor. 

En esta misma línea, en el artículo Maternal Prenatal External Locus of Control and Reduced Mathematical and Science Abilities in Their Offspring: A Longitudinal Birth Cohort Study [Locus prenatal externo materno de control y reducción de las capacidades matemáticas y científicas en sus descendientes: un estudio longitudinal de cohorte de nacimiento], un equipo investigador de la Universidad de Bristol (Reino Unido), la Universidad de Oxford (Reino Unido) y la Universidad de Emory (Atlanta, EE.UU.) ha estudiado el locus de control, un atributo de la personalidad parental que mide, a nivel psicológico, en qué medida, cuando se cree en algo, eso se llega a dar en un futuro.

Más concretamente, se analizó el locus de control de más de 1600 mujeres embarazadas en torno a dos ítems: el razonamiento matemático y científico y las habilidades de resolución de problemas. Tiempo después se analizaron los mismos ítems en sus hijos e hijas con edades de 8, 11 y 13 años, vinculando así el locus de control de las madres durante el embarazo con las habilidades científicas de sus hijos e hijas en el futuro.

Los resultados concluyen que aquellas madres que creen en la conexión entre sus acciones y lo que les sucede tenían más probabilidades de tener un hijo o una hija que sea bueno en matemáticas y ciencias. También existían más probabilidades de proporcionarles a sus hijos e hijas dietas que ayuden al desarrollo del cerebro, de leerles historias con mayor frecuencia y de mostrar interés en las tareas escolares y su progreso académico.

Según la líder del proyecto, la profesora Jean Golding, el hecho de que las actitudes y conductas de las madres puedan repercutir en las capacidades académicas de sus hijos e hijas es un paso adelante importante para nuevos estudios que relacionen cómo esto podría influir en ellas mismas, es decir, que sean las madres mismas las que, teniendo una actitud positiva, influyan en sus propias capacidades hacia las ciencias.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación