Pueden resultar curiosas, a veces, las muchas diferencias evolutivas que hay entre las personas de hoy y nuestros ancestros. Una de ellas es lo longevos y longevas que podemos llegar a ser.

Científicos del Instituto de Biología Evolutiva del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas han determinado que vivir cada vez más se debe a mutaciones a nivel celular en nuestro cuerpo. Aunque se hayan detectado 25 cambios genéticos que han ocasionado que vivamos más (la curación de las heridas, la salud cardiovascular o que nuestra sangre coagule mejor), aún es necesaria más investigación para entender cómo se llevan a cabo estos procesos y qué otros factores están implicados.

 

Secciones: Noticias subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación