Hoy en día consumimos todo tipo de alimentos pero, ¿somos conscientes de las consecuencias que conlleva la compra rápida y masiva sin tener en cuenta la sostenibilidad? A continuación, presentamos algunos proyectos que apuestan por la compra ecológica y sostenible de alimentos.

I’m perfect food es una iniciativa patrocinada por Initiative Save Food de la ONU, que atiende en Barcelona y Castelldefels, con opción de entrega a domicilio en algunas zonas de la comunidad catalana. Se trata de una Start Up que tiene por objetivos recuperar los productos en perfecto estado antes de que sean desechados para evitar tanto el desperdicio de alimentos como de las grandes cantidades de energía, tierra y agua que han sido necesarias para su proceso de obtención. De esta manera, I’m perfect food da la opción de comprar alimentos ugly food, es decir, que a pesar de tener imperfecciones en el empaque o en su aspecto, siguen manteniendo todos sus atributos. También ofrece la opción de comprar alimentos que no han pasado la fecha de caducidad indicada, así que están en perfecto estado. Asimismo, la empresa te notifica cuándo los productos que se adquieren están a punto de llegar a su fecha de caducidad para asegurarse que no terminen en la basura. Esta iniciativa es ideal para vencer el hambre y la desnutrición, cuyo índice de riesgo de salud sigue siendo muy alto y, como son productos económicos, no cuesta nada contribuir a la sostenibilidad del planeta y del medio ambiente. Como dice su eslogan, “cuida el planeta, cuida tu economía”.

Por otro lado, tenemos a la app y web Todoecoonline.com. Esta es una pequeña empresa familiar de Colmenar Viejo (Madrid) que se dedica a la venta online de productos ecológicos certificados. No solamente venden alimentos, sino también productos de cosmética e higiene, limpieza y hogar o productos veganos y vegetarianos y de alimentación especial, como alimentos sin gluten, sin huevo o macrobiótica -productos no manipulados industrialmente-. Su principal objetivo es promover una alimentación sana a la vez que contribuir a la sostenibilidad del planeta, pues los productos están sellados con sellos ecológicos y provienen de pequeños productores. Además, escriben un blog en el que hablan sobre diversos alimentos o hábitos alimenticios sanos y ya tienen miles de seguidores en sus redes sociales como Instagram.

Si nos paramos a pensar, no es difícil contribuir a la mejora del medio ambiente y la sostenibilidad del planeta. Las redes sociales son algo que usamos diariamente y no cuesta nada dar un click para, además, mejorar nuestros hábitos alimenticios.

Secciones: _noticias

Si quieres, puedes escribir tu aportación