El año 2023 finaliza con al menos 55 mujeres asesinadas por violencia machista, seis más que en el 2022. 

Detrás de cada una de las mujeres, de diferentes edades, situaciones familiares, niveles educativos, hay una vida que ha sido arrebatada, y que podría haberse evitado. 

Para avanzar en la erradicación de la violencia hacia las mujeres, es urgente aplicar las evidencias científicas de impacto social que aseguran por un lado la prevención de la violencia , y por otro lado la protección tanto de las mujeres como de las personas que las apoyan.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación