El segundo acto de la ruta del norte del MeToo Universidad en la Universidad de Zaragoza. Forma parte de dos rutas, la del norte y otra del sur, que recorrerán durante toda la semana universidades de diferentes comunidades autónomas, y finalizará con un evento central que se celebrará en Madrid el próximo viernes 30 de septiembre. 

El acto lo ha presidido la Dra. Alejandra Cortés Pascual, profesora Catedrática de la Universidad de Zaragoza y Directora del Secretariado de Calidad e Innovación Docente. Habla de la importancia del MeToo Unviversidad y destaca también la importancia de los actos que está haciendo en las rutas de cara al alumnado, especialmenye de primeros años, para romper el silencio sobre el acoso sexual en la universidad. Presenta a las dos ponentes, la Dra. Diana Valero, Coordinadora del Máster Universitario en Relaciones de Género, y la Dra. Ana Vidu, investigadora Marie Sklodowska-Curie en la Universidad de Berkeley, cofundadora del Metoo Universidad y primera víctima en denunciar por acoso sexual en uno de los catedráticos más reincidentes de la universidad española. La prensa se hizo eco del caso, y entre los medios destaca el documental “Voces contra el silencio” (RTVE Documentos TV), galardonado con el Globo de Oro del World Media Festival de Hamburgo 2018.

 

Ana Vidu, agradece el posicionamiento de las universidades que acogen este tipo de actos, y lo hace especialmente a la Universidad de Zaragoza, al MeToo Universidad y a las personas que han venido, puesto asistir es ya tomar posición. Destaca que las características del Metoo Universidad, es un movimiento de mujeres y hombres, movimiento plural, donde todas las personas que están en contra de acoso sexual tienen cabida, y su objetivo es que las víctimas que llegan no sientan que haber sufrido acoso se convierta en un impedimiento para su éxito personal y profesional.

¿Pero de qué hablamos cuando decimos acoso sexual en la universidad? Vidu explica algunos casos, los que dieron inicio a la red solidaria que ahora se llama MeToo Universidad, casos como un chico al que el catedrático acosador más reincidente de la Universidad de Barcelona invitó a su casa y le terminó cogiendo el pene. Cuando le envió a ella un mail con contenido acosador, acudió a Ramon Flecha, primer científico en el ranking de Google Scholar en “gender violence” del mundo, quien la apoyó desde el principio. Explica que para una víctima tener apoyo es clave para tener éxito, y que sin su apoyo y el del grupo de investigación CREA, que rompió el silencio en la universidad española sobre el acoso sexual, no hubiera podido convertirse en superviviente. Quienes la apoyaban sufrieron represalias, conocidas científicamente como violencia de género aisladora (quienes recibieron represalias como amenazas como amenazas de muerte a las 3 de la mañana, ataques personales y profesionales, incluso críticas en los colegios de sus hijos). Aún así, termina, “hemos conseguido la victoria, es posible tener éxito con el apoyo de otras personas, y estar hoy aquí ya es un éxito.” .

Diana Valero explica cómo su madre le contaba que cuando hizo el doctorado el acoso sexual ya ocurría, y la preocupación por el hecho de que siga pasando de generación en generación. Reflexionaba sobre lo generalizado que es el problema, que no es solo una persona o un caso, y la necesidad de posicionarnos. Como coordinadora del  Máster Universitario en Relaciones de Género, resalta la importancia de incluir en todas partes el papel que tenemos las personas de alrededor para terminar el acoso sexual. Tal como destaca: “En la universidad pasa, en la casa del saber dejamos pasar la cosas, y por eso es tan importante hacer esta ruta y romper el silencio de esta manera. Es un tema en el que llevamos mucho retraso, pasa en todas partes y es importante que todas las personas nos posicionemos”. 

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación