Alia Issa (olympics.com) y aros olímpicos de unsplash respectivamente

El Comité Paralímpico Internacional (IPC) anunció recientemente a los seis atletas que representarán al Equipo Paralímpico de Refugiados de Tokio 2020, en 2021. Los nombres de estos valientes atletas, cinco hombres y una mujer, son Ibrahim Al Hussein, Alia Issa, Parfait Hakizimana, Abbas Karimi, Shahrad Nasajpour y Anas Al Khalifa. Los y la elegida competirán en Paraatletismo, Paranatación, Parapiragüismo y Parataekwondo bajo la bandera del IPC y serán el primer equipo en entrar en el Estado Olímpico de Tokio durante la ceremonia de apertura del 24 de agosto.

El presidente del IPC, Abdrew Parsons, dio la bienvenida al nombramiento del Equipo Paralímpico de Refugiados, destacó el poder del deporte para promover la inclusión de los refugiados con discapacidad y pidió el apoyo de todas las personas al equipo más valiente del mundo. Parsons declaró que estos seis representantes son un ejemplo de cómo el deporte impulsa cambios ya que, a pesar de haber sufrido lesiones de por vida y huido en viajes peligrosos para mantenerse a salvo, se han convertido en atletas de élite preparados para competir en los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020.  

Hashimoto Seiko, la presidenta de Tokio 2020, confía en que el equipo de refugiados muestre al mundo su esfuerzo, resiliencia y esperanza en la humanidad a través de las competiciones deportivas, y que compitan al máximo rendimiento, con deseos de un mundo más pacífico. 

Para conocer y dar visibilidad a estos seis deportistas se puede ver y compartir la presentación que hicieron de cada uno de ellos varias caras conocidas provenientes de la industria musical, el deporte, la literatura, el cine y la televisión, apoyando la causa de los refugiados. 

Este paso en favor de la lucha por los derechos de todas las personas nació en 2017 cuando el COI lanzó la Fundación Olímpica para Refugiados para ayudar a crear proyectos seguros, accesibles y organizados de “Deporte para la Protección” para las comunidades desplazadas, de acogida y otras comunidades vulnerables, teniendo como objetivo dejar un legado sostenible. Estos esfuerzos respaldarán el trabajo de ACNUR en lugares donde hay un número significativo de jóvenes desplazados por la fuerza

Secciones: subportada