Sergei Gavrilov. Unsplash

El MIT Computer Science and Artificial Intelligence Laboratory (CSAIL) ha diseñado una alfombra con Inteligencia Artificial (IA) que puede estimar posturas humanas, lo cual supone un avance hacia la atención sanitaria personalizada, las casas inteligentes y los videojuegos, tal y como explicaban en MIT News el pasado 24 de junio.

Una de las ventajas de esta alfombra, a diferencia de investigaciones previas sobre cómo captar la información que ofrece nuestra forma de caminar, de descansar o de hacer ejercicio, es que no requiere el uso de cámaras, evitando así los problemas de privacidad, entre otros. En el caso de la alfombra del CSAIL, las cámaras solo se utilizaron para crear la base de datos con la que entrenar al sistema. Yiyue Luo, una de las autoras de un artículo publicado sobre la alfombra, afirma que “se puede imaginar el aprovechamiento de este modelo para habilitar un sistema de supervisión de la salud sin fisuras para las personas de alto riesgo, para la detección de caídas, la supervisión de la rehabilitación, la movilidad, etc.”

Aunque de momento la alfombra solo puede capturar las poses y movimientos de una sola persona, los y las investigadoras esperan que en el futuro se pueda mejorar para que la puedan utilizar varias personas a la vez, por ejemplo, dos personas que están bailando o abrazándose.

Secciones: subportada