El Virtual Human Interaction Lab de la universidad de Stanford está colaborando con la John Knox Village, una comunidad de ancianos y ancianas, para llevar a cabo una investigación sobre el potencial de la Realidad Virtual (RV) para mejorar el bienestar emocional de las personas mayores. Tal y como indica una noticia de Medical Press, algunos y algunas participantes de la investigación ya han probado a realizar viajes a sitios como la Estación Espacial Internacional, al Louvre y a otros muchos lugares alrededor del mundo. En concreto, serán 1200 residentes de la comunidad que participarán en el estudio con el objetivo de analizar si la RV mejora su estado de ánimo, las relaciones con las personas trabajadoras de la comunidad y su receptividad hacia la tecnología. Más adelante, otras comunidades de ancianos de Estados Unidos participarán en la investigación.

Monica McAffee, la directora de marketing e innovación de John Knox Village, asegura que la administración de la comunidad cree que la RV sí ayuda a los y las residentes, pero que este nuevo estudio aportará evidencias científicas sobre ello. Algunos y algunas participantes han confirmado que tiene un impacto positivo. Así lo explica, por ejemplo, Terry Colli, de 73 años: “Me siento genial. Es increíble. Es como si realmente estuvieras ahí”.

Para muchas personas mayores que se sienten aisladas, los y las creadoras del programa esperan que esta experiencia pueda ayudarles a volver a conectar con el mundo.

Secciones: subportada