La Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Sevilla condena a a a L. D.V por abusos sexuales continuadas a su bija menor autista a seis años de cárcel, con orden de alejamiento y cinco años de libertad vigilada. También le quitan la patria potestad durante siete años.

Si bien es un avance, que la justicia con el testimonio de la pedagoga a través de lo que le contaba la menor que estaba triste y lo que le hacía su padre a través de dibujos haya sido suficiente para sentenciarlo. La pregunta que queda, ¿Cómo que solo le quitan siete años de patria potestad?  ¿No le deberían quitar la patria potestad para siempre? Un padre que abusa sexualmente de sus hija, se debe retirar cualquier tipo de vinculación legal ipso facto. 

Secciones: subportada