Mujeres indígenas bolivianas. Wikipedia

Las mujeres indígenas de las ciudades de la Paz y el Alto de Bolivia se han enfrentado  a la violencia de género. Mujeres como Lucrecia Huayhua, entrevistada por Reuters, han sobrevivido a esta violencia y ahora aprenden artes marciales para defenderse de posibles ataques. 

Las indígenas “cholitas”a lo largo de la subida han sobrevivido a la violencia de género y ahora se han aliado con las mujeres indígenas aymaras en las tierras altas de Bolivia para formarse en taekondo. Una formación gratuita que forma parte de una campaña de empoderamiento femenino del proyecto Warmi Power. Un proyecto que ha llegado a unas 20.000 mujeres del país.

Todas ellas han padecido discriminación, violencia física y psicológica, especialmente generada por parte de de su pareja u otros miembros de la familia. ONU Mujeres apunta que ocho de cada diez mujeres bolivianas sufren algún tipo de violencia a lo largo de su vida. Las autoridades bolivianas este año señalan que ya ha habido 48 asesinatos a mujeres, la mayoría producidos por las parejas de la víctima.

Secciones: subportada