Las habilidades lingüísticas y comunicativas son claves en el éxito social y educativo de la infancia. Por ello, ofrecer desde edades tempranas entornos de diálogo e interacciones de alta calidad para todos los niños y las niñas sin excepción, y en especial a aquel alumnado que más lo necesita, es un requisito indispensable para una Educación Infantil inclusiva y de calidad.

La investigación Social language opportunities for preschoolers with autism: Insights from audio recordings in urban classrooms, publicada en la revista científica “Autism”, analiza las producciones lingüísticas y la exposición al lenguaje en niños y niñas desde los tres a los cinco años con Trastorno del Espectro Autista (TEA) en 17 escuelas y en tres composiciones de aula: aulas solo con niños y niñas con TEA, aulas con niños y niñas con discapacidades diversas y aulas inclusivas. Centrándose en identificar el habla producida por o dirigida a los y las participantes con TEA, los resultados obtenidos en el muestreo indican:

  • Que la producción de lenguaje de niños y niñas con TEA en aulas inclusivas fue mayor, y se produjeron más situaciones de habla y menos de silencio que en los otros dos tipos de aula.

  • Que las aportaciones lingüísticas de los compañeros y compañeras a los niños y niñas con TEA fueron mayores en las aulas inclusivas y se produjeron interacciones conversacionales más frecuentes, a la vez que aumentaron las posibilidades de un mayor aporte lingüístico, que influye positivamente en el desarrollo del lenguaje de los niños y las niñas y en los resultados sociales.

  • Que los predictores que influyeron en si los compañeros y las compañeras dirigían el discurso hacia el alumnado con TEA, se comprueba que la gravedad del autismo predijo la entrada de menos lenguaje de los compañeros y las compañeras, por lo que estos resultados ponen de relieve la necesidad de realizar mayores esfuerzos para orientar el lenguaje expresivo y la interacción con los compañeros y las compañeras para los niños y niñas con TEA con menor capacidad de lenguaje.

Teniendo en cuenta lo aportado por este estudio y las muchas evidencias científicas de impacto social de las que disponemos en educación, sabemos que, a través de la aplicación rigurosa, intensa y frecuente de Actuaciones Educativas de Éxito descritas en el proyecto INCLUD-ED, como son Tertulias Dialógicas o Grupos Interactivos, podemos hacer posible una Educación Infantil de alta calidad y realmente inclusiva en la que se aúnen tanto igualdad de oportunidades como igualdad de resultados para todos los niños y las niñas.

Secciones: portada