Tucumán (Argentina) denuncia el asesinato de Paola Tacacho en manos de un agresor, después de cinco años de recibir acoso y persecución física y en las redes, tanto a ella como a sus hermanas, primas y madre quienes la defendían y quienes denunciaron por ella en varias ocasiones.

La hermana de Paola afirma en la BBC que las autoridades a pesar de las denuncias y de que se sabía que el agresor la estaba acosando públicamente por parte de sus compañeros y compañeras de trabajo, el vecindario y de su alumnado, dado que él era un exalumno, “Nunca movieron un dedo para protegerla”. 

El asesinato que se produjo públicamente ante el vecindario ha generado muchas reacciones en Tucumán contra la inoperancia de las autoridades. Además, la hermana de Paola les acusa de tener vínculos con la familia del agresor, quien está muy bien posicionada, a lo que atribuye el silencio y la inacción para proteger a la víctima.

Este hecho pone de relieve el silencio que aun existe ante la violencia y la falta de acción por culpa de vínculos de complicidad y de poder, los que desprotegen a las víctimas, hasta las últimas consecuencias como es el caso de Paola Tacacho, de 32 años. 

Secciones: portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación