Parlamento Europeo. Wikipedia

Después de meses de represión en Bielorrusia y de años de autoritarismo por parte del “último dictador de Europa”, Aleksandr Lukashenko, el movimiento liderado por mujeres, pacíficamente, logró poner el altavoz a nivel internacional sobre el fraude electoral y las políticas del gobierno del país. En consecuencia, organismos internacionales como el Parlamento Europeo no reconocieron los resultados de las pasada elecciones en agosto de 2020 y organismos no gubernamentales como Amnistía Internacional han denunciado reiteradamente vulneración de derechos en el país.

Ahora, el Parlamento Europeo da un paso hacia adelante con la concesión del Premio Sakharov a la libertad de pensamiento a la oposición democrática en Bielorrusia. En palabras del presidente del Parlamento Europeo “(…) Se han mantenido firmes y permanecen decididas frente a un adversario mucho más fuerte. Pero tienen algo que la fuerza bruta nunca podrá superar: la verdad. No renunciéis a vuestra lucha. Estamos a vuestro lado”.

La oposición democrática en Bielorrusia está representada por el Consejo de Coordinación, una iniciativa de mujeres valientes y figuras políticas y de la sociedad civil, las cuales recibirán el premio el 16 de diciembre en el Parlamento Europeo. Lo que significa un reconocimiento internacional al pacifismo y la dignidad de las mujeres como la candidata a la presidencia, Svetlana Tijanóvskaya.

Secciones: portada