Ayer salió a la luz en varios medios de comunicación la violación sufrida por una chica de 14 años en un centro de cuarentena en la India. Este centro alberga a miles de personas con Covid-19. Siguiendo las estadísticas de violencia sexual, era previsible que pudieran pasar casos de agresiones sexuales en este tipo de centros. 

El presunto agresor sexual, de 19 años, se ayudó de otro joven de 20 años, que grabó la agresión sexual a la vez que vigilaba que ninguna persona viera el ataque. La menor decidió contárselo a un familiar y este a su vez informó a la policía. Actualmente el caso está en investigación y ambos jóvenes han sido arrestados hasta que concluya la investigación y reciban la correspondencia sentencia judicial.

Esta situación de agresión sexual da un toque de atención a todos los centros de cuarentena existentes hoy en el mundo para poner en práctica medidas de prevención y detección de casos de agresiones sexuales, y asi para aplicar tolerancia 0 ante cualquier tipo de violencia.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación