Joyas halladas en las excavaciones / foto de CSIC

El equipo arqueológico del proyecto Djehuty, cuya labor es excavar, restaurar y dar a conocer los descubrimientos de la necrópolis de la antigua Tebas, ha descubierto recientemente la momia de una mujer que vivió hace 3.600 años, de acuerdo con la información de agenciasinc. Cerca de una capilla de adobe los científicos hallaron un ataúd de una mujer de 16 años que vivió aproximadamente en el año 1.600 a.C.

La momia fue hallada con dos pendientes, dos anillos, uno en cada mano, y cuatro collares, entre ellos uno especialmente valioso. El material de este son piedras semipreciosas como la amatista, cornalina y con cuentas de fayenza -material cerámico con un acabado vidrioso de distintos tonos de azul. A pesar de los saqueadores de épocas posteriores, la rapidez con la que trabajaban y la poca iluminación de la que disponían han facilitado que se conserven materiales de este tipo, por otro lado con un importante valor en la actualidad para conocer las costumbres, creencias religiosas y ritos funerarios del antiguo Egipto. 

No es la primera vez que en esta zona de necrópolis el equipo halla objetos relacionados con mujeres. Además de joyas, hace aproximadamente un año fueron encontradas en un pozo dos sandalias de cuero teñidas de rojo que, gracias a las decoraciones grabadas de dos divinidades relacionadas con la gestación y el parto, se considera que pertenecían a una mujer. A su vez, también fueron encontradas dos bolas de cuero atadas por un hilo, objeto que se cree que era usado como juego entre mujeres.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación