El pasado 10 de marzo, el Diario Feminista publicaba el artículo El virus no es una excusa para la violencia de género, en el que se exponían las medidas e iniciativas de los colectivos de mujeres en China que estaban salvando mujeres de conflictos de violencia doméstica, agravados por el confinamiento. 

A resultas de la experiencia en China y de la necesidad de proteger a las mujeres en tiempos de crisis y confinamiento, el Institut Català de les Dones (ICD) de la Generalitat de Catalunya ha iniciado la campaña Establecimiento seguro contra la violencia machista que pretende utilizar las tiendas como puntos de apoyo solidario para las mujeres que puedan estar sufriendo violencia machista en sus hogares, así como para proteger a sus hijos e hijas. La campaña consiste en la distribución de cartelería en los comercios de modo que el lema sea muy visible y las mujeres que lo necesiten puedan acudir a pedir ayuda. 

Los comercios y establecimientos que asuman esta campaña tendrán que actuar por estas mujeres llamando al teléfono de protección a las víctimas. Así, se protege a las mujeres, actuando otros, solidariamente, por ellas. En esta misma línea, la campaña pretende concienciar a la ciudadanía de la responsabilidad que tenemos todos y todas de actuar en caso de ver o escuchar violencia de género, especialmente en estos días de confinamiento, en los que las mujeres que son víctimas son aún más vulnerables. 

Secciones: Noticias subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación