La prevalencia del cáncer de mama está creciendo en todo el mundo y son muchos los factores, como la dieta o el estilo de vida, que podrían ser determinantes. Entre ellos, la ingesta de café ha sido ampliamente estudiada en relación con varias enfermedades crónicas debido a su elevado consumo y recientemente se han publicado resultados científicos sobre la relación entre la ingesta de café y el desarrollo del cáncer de mama. 

En la revista científica European Journal of Nutrition se ha publicado el trabajo liderado por la Dra. Estefanía Toledo, investigadora del CIBEROBN (Centro de Investigación Biomédica en Red, Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición) en la Universidad de Navarra, titulado Coffee consumption and breast cancer risk in the SUN project. 

El estudio consistió en realizar un seguimiento sobre el estado de salud, hábitos de vida e ingesta de 136 alimentos diferentes a 10812 mujeres de mediana edad. Entre los alimentos que se analizaban se incluía el café, además de seguir periódicamente el estado pre o postmenopáusico y el historial familiar de cáncer de mama. Aunque al inicio del estudio todas las mujeres estaban sanas, pasados unos 10 años (la duración del estudio) se confirmaron 101 casos nuevos de cáncer de mama. Entre las conclusiones principales, la más sorprendente es que el consumo de más de una taza de café al día se asocia a un menor riesgo de desarrollar cáncer de mama en mujeres postmenopáusicas.

Curiosamente, los efectos positivos del café no están relacionados con la cafeína, de manera que el café descafeinado también daría los mismos resultados. De hecho, los activos principales responsables de tal acción son componentes minoritarios como ácidos fenólicos (polifenoles), diterpenos o ácidos clorogénicos, entre otros. Estas sustancias han demostrado tener efectos antioxidantes, antiinflamatorios y antitumorales.  

Así pues, los resultados de este estudio confirman algunas observaciones realizadas en otras investigaciones en las que el mayor consumo de café se asoció a un menor riesgo de cáncer de mama en mujeres postmenopáusicas.

Secciones: portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación