Mujer, 37 años, madre, ingeniera industrial mecánica y jefa para los motores Trent 1.000 de la multinacional Rolls-Royce, Itxaso Ariza ha recibido el reconocimiento a su carrera profesional por la Royal Aeronautical Society, organización dedicada a la promoción de la ingeniería aeronáutica y aeroespacial, que la ha premiado con su Medalla Sir Ralph Robins. Es la primera vez que se otorga este galardón al Liderazgo en Ingeniería dentro de unos premios considerados como los más prestigiosos y de mayor trayectoria en este campo. 

Ariza es la primera mujer con un puesto de responsabilidad tan alto en la empresa Rolls-Royce y una de las más jóvenes, algo que destacaron las personas miembros del jurado quienes se vieron sorprendidos por estas dos cualidades: por su juventud y porque fuera mujer. La propia galardonada ha destacado la importancia de ser mujer en un campo como la ingeniería que, según ella, sigue siendo un campo un poco hostil. “Me paso las jornadas rodeada de hombres, rara vez hay más mujeres en las reuniones y aún menos a mi nivel”, ha declarado a Europa Press

No sólo es un reconocimiento que ha recibido de su propia empresa -que fue quien la propuso para el premio- y de la Royal Aeronautical Society –institución que promueve el logro, la innovación y la excelencia en ingeniería-, sino también de otras mujeres presentes en la ceremonia de entrega de las medallas, que se le acercaron para felicitarle y señalarle que les da esperanzas de poder llegar donde ella ha llegado sabiendo de lo difícil que es progresar en este campo. 

Ariza, una mujer sobresaliente en un mundo mayoritariamente masculino, considera que se necesitan más mujeres en ingeniería, en puestos altos, equilibrando la balanza de las decisiones y mostrando a las nuevas generaciones de niñas que todo es posible.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación