Abierta una investigación contra dos agentes de los Mossos d’Esquadra, mujeres, por reírse y menospreciar a una menor que acudía a la comisaría a denunciar una violación. La víctima acudió a la comisaría acompañada solidariamente por dos amigas. 

Una de ellas, posteriormente, habló con la madre de la denunciante para que supiera lo ocurrido. Madre e hija acudieron a comisaría para poner la denuncia y explicar también a los agentes lo sucedido. La División de Asuntos Internos de los Mossos d’Esquadra ha abierto una investigación a las dos agentes.

La solidaridad de los amigos y amigas siempre es la mejor herramienta para poner fin y empoderar en situaciones de acoso y abuso sexual, para que las víctimas puedan denunciar, y más mientras siga habiendo mujeres, y cuerpos de seguridad, que se posicionen al lado de los abusadores.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación