A pesar de la utilidad para las mujeres de las app de seguimiento del período menstrual, desde saber cuándo es probable que llegue su período hasta controlar los síntomas problemáticos o maximizar sus posibilidades de concebir, empresas como Facebook, Google y Twitter tienen acceso a informaciones altamente personales a través de nuestros teléfonos móviles. 

En diciembre de 2018, Privacy international expuso las dudosas prácticas de algunas de las aplicaciones más populares del mundo. De las 36 aplicaciones que probaron, encontraron que el 61% transfiere datos automáticamente a Facebook en el momento en que un usuario abre la aplicación. Esto sucede indistintamente si el usuario tiene una cuenta de Facebook o no y si ha iniciado sesión en Facebook o no. También descubrieron que algunas de esas aplicaciones envían a Facebook datos personales increíblemente detallados y, a veces, confidenciales. Nuevamente, no importaba si las personas se desconectaban de Facebook o si no tenían una cuenta.

Este intercambio se realiza a través del Kit de desarrollo de software de Facebook (SDK), un conjunto de herramientas de desarrollo de software que se pueden utilizar para desarrollar aplicaciones para un sistema operativo específico. 

La investigación publicada por Privacy International esta semana alerta a la ciudadanía del uso de datos que hacen las aplicaciones utilizadas por mujeres para organizar y prever sus ciclos menstruales. La empresa alerta a las mujeres de los riesgos existentes de que Facebook y otros servicios puedan compartir datos sobre sus vidas íntimas como por ejemplo el uso de anticonceptivos, síntomas físicos y sobre cuándo han tenido relaciones sexuales. Generalmente se comparten datos con la aplicación que no se compartirían con nadie, a pesar de que finalmente acaben siendo publicadas por otros canales.

Entre las sugerencias de Privacy International se encuentra la necesidad de realizar evaluaciones exhaustivas de la privacidad y el impacto del riesgo al diseñar las aplicaciones teniendo en cuenta a los usuarios y los posibles daños que podrían experimentar. Limitar los datos recopilados, muchas aplicaciones de ciclo parecen solicitar datos superfluos, incluidos datos personales confidenciales, para crear un perfil de sus usuarios. Solo se deben recopilar los datos que sean necesarios para el propósito de la aplicación. Limitación del intercambio de datos solo a lo estrictamente necesario con el fin de proporcionar los servicios. Esto requiere verificar la configuración predeterminada para compartir datos de herramientas proporcionadas por terceros, como el SDK de Facebook o herramientas de administración de datos de terceros.

Secciones: portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación