Investigaciones previas ya han demostrado que el apoyo resulta un elemento clave en la lucha para la superación de la violencia de género. En este sentido, se están desarrollando diversos modelos de apoyo en los diferentes ámbitos, investigando su relación con la denuncia y, por tanto, con la superación del acoso y las coacciones. 

En el ámbito universitario, y en línea con la investigación del bystander intervention, la intervención de una persona testigo de la situación resulta clave para su superación. De la misma manera, los “active bystanders” pueden ser figuras creadas en los diferentes espacios del campus universitario. 

Una investigación dirigida por Kathryn Holland de la University of Nebraska-Lincoln y Nicole Bedera de la University of Michigan, Ann Arbor, recoge las evidencias previas que muestran las residencias de los campus universitarios como espacios donde se pueden dar más casos de acoso sexual y analiza la figura del Asistente Residencial (RA por sus siglas en inglés) y cómo esta responde ante las denuncias por acoso sexual. En el entorno universitario, los RA son proveedores de apoyo clave con una relación única con las víctimas, ya que tienen la doble función, tanto como proveedores de ayuda, así como de pares. 

El artículo “Call for Help Immediately”: A Discourse Analysis of Resident Assistants’ Responses to Sexual Assault Disclosures [“Solicite ayuda de inmediato”: un análisis del discurso de las respuestas de los asistentes residenciales a las divulgaciones de agresión sexual] publicado en la revista Violence Against Women analiza las respuestas de 305 asistentes residenciales ante los diferentes escenarios de divulgación de acoso sexual de los y las estudiantes. 

Empleando un análisis crítico del discurso, el artículo identifica cuatro discursos utilizados por los RA en relación con los recursos: control, custodia, minimización y empoderamiento. Debido a la dinámica de cierto poder entre los RA y los residentes, se concluye que los discursos de empoderamiento facilitarían el acceso de los sobrevivientes a otros recursos (por ejemplo, a un centro de agresión sexual).

Los RA, como proveedores de apoyo formal, pueden por tanto desempeñar un papel fundamental en el bienestar de las víctimas de cualquier tipo de acoso sexual, por ejemplo, pueden proporcionar referencias y recursos válidos. 

Si quieres, puedes escribir tu aportación