La primera persona con síndrome de Down que obtiene un título universitario en España es una mujer. Se llama Blanca San Segundo, tiene 30 años de edad, es valenciana y se ha graduado en la Universidad Católica de su ciudad. Además de lista es guapa, como ha sido posible comprobar en las fotografías publicadas en los periódicos. Lo más importante, sin embargo, es constatar como la tenacidad y la autoestima vencen los prejuicios incardinados en la sociedad.

San Segundo se ha graduado en Terapia Ocupacional, especialidad que conoce bien dado que lleva tiempo realizando prácticas en una escuela inclusiva. En consonancia, su Trabajo Final de Grado trata de la necesaria intervención de un o una terapeuta ocupacional en un aula inclusiva para escolares con autismo. 

Ella conoce bien el tema de las escuelas inclusivas, centros a los que debió acudir a lo largo de su ciclo educativo. Actualmente, la tesis que sostiene es que la inclusión tendría que ser sistemática para todas las escuelas, convirtiendo en normal la convivencia entre alumnos de distintas capacidades. Por lo demás, Blanca San Segundo manifiesta guardar un excelente recuerdo de sus años escolares, durante los cuales todos sus condiscípulos se mostraron, según sus palabras, encantadores.

Si de por sí la graduación de una persona calificada como discapacitada merece ser celebrada, al hecho de que la primera en alcanzar dicha meta haya sido una mujer hay que otorgarle, sin duda, un doble aplauso.

Secciones: Al reverso portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación