Wei-Ching Chen. Google Science Fair

Ya en ocasiones anteriores hemos hablado de Google Science Fair, la plataforma que otorga premios a los y las jóvenes que contribuyen al avance social con las mejores iniciativas científicas. En este caso, presentamos el proyecto de la joven Wei-Ching Chen, de Taiwan, que ha creado un collar inteligente que puede ayudarnos en muchos aspectos de salud de nuestro cuerpo.

La investigación de Wei-Ching Chen, Smart Necklace, ha quedado como finalista global de los premios Google Science Fair edición 2018-2019 y se basa en la creación de un dispositivo de detección inteligente no intrusivo que mide cualquier movimiento creado por los músculos del cuello, tales como beber, comer y toser así como el pulso del usuario o usuaria que lo porta. El método se basa en un sensor piezoeléctrico – capacidad de generar una carga eléctrica a la tensión mecánica; puede transferir la vibración a la electricidad- y un modelo de aprendizaje que ordena las diferentes señales detectadas. 

Como resultado este collar inteligente mide el líquido que bebemos, la comida que comemos, y si hablamos o gritamos mucho o poco y, además, puede detectar cuando tosemos o estornudamos y los latidos del corazón, es decir, el pulso de la persona que lo lleva. 

Este proyecto creado por la joven adolescente de Taiwan puede contribuir a una sociedad que envejece según la pirámide demográfica de las poblaciones. En este tipo de sociedad envejecida las personas mayores tienden a vivir solas y, frecuentemente, sus familiares no pueden permitirse enviarlas a una residencia o pagar a alguien de ayuda. En estos casos, el collar inteligente sería como una herramienta de ayuda que contribuiría a cuidar de las personas mayores y de las que lo necesiten. Además, según la misma Wei-Ching Chen, en un futuro se podría conectar a un teléfono inteligente para enviar información o advertencias en tiempo real para así conocer la condición del usuario. 

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación