Huelga Feminista en Suiza.Twitter Sylvie Durrer

El pasado viernes 14 de junio tuvo lugar una jornada de huelga feminista en toda Suiza, casi treinta años después de la primera huelga realizada por mujeres en aquel país.

El 14 de junio de 1991 tuvo lugar en Suiza la primera huelga feminista, apoyada por la entonces sindicalista Christiane Brunner, en la que miles de mujeres participaron. Pero en la historia de Suiza esa fecha no fue elegida por casualidad. Resulta que diez años antes, el 14 de junio de 1981, se había aprobado un artículo constitucional sobre la igualdad en el estado suizo que finalmente no se llevó a la práctica y las desigualdades salariales entre hombres y mujeres seguían en pie. Por ese motivo, en 1991 miles de mujeres salieron a las calles suizas a reivindicar la paridad salarial, la igualdad en la seguridad social y, como base, el fin de la discriminación social y del acoso sexual.

Casi treinta años después, en nuestro contexto actual, se ha vuelto a repetir. Miles de mujeres suizas salieron a las calles para reivindicar sus derechos y protestar contra la desigualdad de trato que aún persiste, incluidos salarios más bajos para las mujeres suizas -en Suiza, la brecha salarial es de un 20% según Swissinfo.ch.

Algunas acciones de protesta se empezaron a realizar el jueves por la noche. En Zúrich las participantes de la huelga desfilaron por las calles y en otras ciudades las campanas de las iglesias repicaron a las 11.00 AM para anunciar el inicio de la jornada. En el Parlamento de Berna, además, se interrumpió la sesión durante 15 minutos y otras personalidades suizas reconocidas también dejaron clara su posición en favor de los derechos de las mujeres, como el Ministro de Interior Alain Berset que publicó un vídeo en silencio en el que destaca los problemas a los que muchas mujeres se ven obligadas a enfrentarse. Por su parte, la responsable de la cartera del Medio Ambiente, Simonetta Sommaruga, acudió a una escuela de secundaria en la localidad de Lausanne para hablar a los y las estudiantes sobre la igualdad de género. Otras acciones que se realizaron fueron también la entrega de una petición al Parlamento sobre la reducción del IVA sobre productos de higiene femenina, petición que ha sido firmada por más de 11.000 personas.

Aunque Suiza no destaca por ser un estado en el que se llevan a cabo muchas manifestaciones, muchos miles de mujeres  y hombres han dejado claro este viernes que la equidad y la lucha contra el acoso sexual y la violencia machista no es cosa de unos pocos, sino que todos y todas tenemos que posicionarnos en contra, tarde o temprano. Solo así se llevará a la emancipación de la mejora, trabajando las bases como el acoso, que dan pie a otro tipo de problemáticas como la desigualdad.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación